Caballos: Precauciones durante las fiestas


fotofinalblog

Cuando llegan las fiestas muchos propietarios se preocupan y es comprensible ya que en muchos casos sus caballos descansan cerca de donde se encienden los clásicos fuegos artificiales. Si bien no todos los caballos reaccionan de la misma manera, muchos de ellos se alteran durante el festejo ya que los destellos de luz y el estruendo no forman parte de su rutina.

Teniendo en cuenta que un caballo asustado puede representar un riesgo para sí mismo y las personas alrededor en estos casos, lo mejor es anticiparse con algunas medidas útiles para minimizar el estrés y sus riesgos. Aquí van algunas consideraciones para que los caballos (y sus propietarios) pasen una noche en paz!

1. Averiguar si en un área cercana a donde se encuentran los caballos habrá fuegos artificiales. Si ya se sabe que el caballo es muy sensible a la pirotecnia, lo mejor será intentar trasladarlo a otro lugar más apartado.

2. Si existe la posibilidad de tener los caballos fuera del establo, es preferible que estén en un lugar espacioso ya que en caso de reaccionar negativamente a los fuegos artificiales pueden correr y así comenzar a calmarse más rápidamente.

3. En el caso del caballo estabulado, es fundamental comprobar que no haya artículos inflamables, elementos potencialmente peligrosos (herramientas etc) u obstáculos para el animal en caso de alterarse.

4. Como en todas las fiestas, familias y amigos se reúnen a celebrar. Si con los fuegos artificiales el caballo se asusta, es preferible no intentar calmarlo en el peor momento ya que puede resultar un riesgo para uno mismo, especialmente si hay niños alrededor.

5. Muchas veces algo de música de fondo ayuda a la relajación del caballo y a no asustarse tanto frente al estruendo de la pirotecnia. La música siempre ayuda!

6. Durante la noche conviene ir a visitar al caballo estabulado para garatinzar que esté cómodo, seguro y con agua fresca a disposición.

Que tengan muy felices fiestas!