fbpx

La importancia de suplementar durante el destete.

Las claves para asegurar un crecimiento y desarrollo adecuado en tus caballos, obteniendo un mayor rendimiento con bajas dosis.

El inicio del potrillo en la alimentación sólida tiene un alto impacto en su salud y será determinante durante el resto de su vida. Por este motivo, proveerle la nutrición adecuada resulta fundamental.

¿Por qué suplementar?

En su primer año de vida, el potrillo experimenta inevitables situaciones alimenticias que ponen en riesgo su desarrollo. Esto ocurre cuando la leche de la yegua comienza a disminuir en calidad y cantidad, o luego cuando se inicia la etapa del destete y el aninmal sufre pérdida de apetito (afectando su peso) debido al estrés.

Al mismo tiempo está comprobado que el forraje y los cereales no logran abarcar la totalidad de sus requerimientos nutricionales, que están en constante aumento durante esta etapa tan decisiva de su vida.

En este contexto, si el potrillo no recibe el aporte de nutrientes que necesita para crecer, los tomará de otras partes de su organismo, sufriendo un déficit en el desarrollo. Incluso la ausencia o reducción de nutrientes esenciales – como los aminoácidos – de la dieta, afectará el aprovechamiento de otros nutrientes en el sistema digestivo.

Una suplementación equilibrada de vitaminas, proteínas y minerales garantiza el desarrollo óptimo del animal durante su etapa formativa, proporcionándole una correcta condición coporal, un incremento adecuado de peso, y la formación ideal de su aparato esquelético.

Durante el primer año de edad se desarrolla el 60% del peso del caballo, el 90% de la altura de la cruz y el 95% del crecimiento del hueso. Por este motivo, recurrir a un suplemento es empezar con el pie derecho.

Los nutrientes necesarios

Minerales

Son esenciales en la dieta ya que benefician al caballo de manera variada y completa. Calcio, fósforo, sodio, potasio, hierro y zinc son algunos de los más importantes.

Vitaminas

Son los componentes orgánicos que fortalecen el sistema inmune y acompañan el desarrollo integral del potrillo.

Proteínas - Aminoácidos esenciales

Los caballos requieren aminoácidos esenciales para desarrollarse correctamente. Éstos son los constructores de las proteínas, por lo tanto su calidad resulta fundamental para su correcta digestión y aprovechamiento nutricional. Metionina y Lisina son de los más importantes.

La digestibilidad

La digestión es la etapa más importante en el proceso alimenticio, en la que el animal debe descomponer correctamente los nutrientes y así obtener un máximo aprovechamiento de la energía. Por esta razón, el grado de digestibilidad es el mayor criterio de evaluación de los alimentos y suplementos.

Aquí es fundamental la calidad de los componentes, que se obtiene manteniendo un alto perfil nutricional durante la selección y el procesamiento de las materias primas.

Otro factor indispensable es el equilibrio de los nurtientes, para que en sus cantidades adecuadas, colaboren entre sí logrando una digestibilidad de mayor precisión.

Proceso digestivo

La descomposición de los nutrientes comienza en el estómago mediante la presencia de ácido clorhídrico y enzimas proteoliticas, que comienzan el desdoblamiento de las proteínas.

Luego, en la primera porción del intestino delgado (duodeno) se lleva a cabo la digestión de los péptidos resultantes más los lípidos e hidratos de carbono, para luego ser absorbidos en las porciones posteriores del mismo (yeyuno e íleon).

El proceso digestivo continúa en el ciego, donde gracias a la presencia de la flora normal del mismo se fermentan las fibras a ácidos grasos volátiles que son absorbidos por las paredes del mismo y metabolizados para transformarlos en hidratos de carbono. La última porción del intestino grueso se encarga del balance hídrico y electrolítico.

Las dosis (calidad vs. cantidad)

Cuando se cuenta con alimentos y/o suplementos correctamente balanceados y que contienen componentes de alta calidad, bajas dosis son suficientes para satisfacer los requerimientos nutricionales de la yegua y el potrillo.

Por otro lado, cuando el nivel de proteína cruda es elevado y con un bajo nivel de absorción, el caballo requiere mayores dosis. Esto se traduce en un mayor costo final para el criador, y un exceso (innecesario) de nutrientes que produce un crecimiento desparejo en el animal.

Share on facebook
Share on email
Share on whatsapp
× Escríbenos por Whatsapp